Presencia Misionera México Tlaxcala

México - "Síntesis Misionera, Comunidad Tlaxcala"

En el Proyecto comunitario expresamos nuestra actitud frente a la Vida Apostólica: “En actitud de conversión, con la fuerza de la Palabra, anunciar y denunciar, desde nuestra vida comunitaria y apostólica, las situaciones de injusticia que nos rodean”.

Desde los inicios de la presencia de la Congregación en Tlaxcala las hermanas con algunos sacerdotes de la Diócesis, fueron impulsando y acompañando a las Comunidades Eclesiales de Base quienes en su evolución, fueron comprometiéndose cada vez más en la línea de los Derechos Humanos, iluminadas por los documentos de MEDELLIN y PUEBLA.

Un estudio serio de la realidad del Estado de Tlaxcala les fue mostrando los “focos rojos” que podrían ser trabajados a través del análisis de la realidad y las estrategias apropiadas para esa clase de problemas.

Aprovechando la presencia de una de nuestras Hermanas en la facultad de Trabajo Social de la Universidad Autónoma de Tlaxcala, se hizo un primer intento de fundación de un Centro Universitario de Derechos Humanos, que por razones políticas, no pudo funcionar sino unos dos años.

Pero los problemas se agravaban y la inquietud persistía. Así fue como se dieron los pasos para la Fundación del Centro de Derechos Humanos y Desarrollo Local “Fray Julián Garcés”, A.C. que se declara como un organismo civil cuyos propósitos son:”Fortalecer, rescatar y acentuar la dignidad humana (…) mediante la promoción y defensa de los nuevos derechos Humanos”, es decir, de los derechos económicos, sociales y políticos.

Desde su fundación la presencia de la Comunidad a través de una Hermana, en ese momento miembro de la Presidencia del Consejo del organismo, y en la actualidad coordinadora del Programa de Procesos Organizativos Comunitarios, ha favorecido la incidencia directa de la Comunidad, como un trabajo y compromiso en la línea de la Justicia y de la Paz.

Últimamente se está también acompañando a un grupo de promotoras de la Pastoral del Migrante.

Una segunda línea de trabajo apostólico lo constituye la medicina alternativa en la línea del Biomagnetismo y la Bio-energética.

BIOMAGNETISMO: Consiste en el reconocimiento de puntos de energía alterados en nuestro organismo y que en su conjunto están dando origen a una enfermedad o malestar de curso agudo o crónico. Este reconocimiento se efectúa mediante la utilización de imanes pasivos (no electrificados ni conectados a máquinas electrónicas), que se aplican en diversas zonas del cuerpo como efectuando un rastreo o escáner biomagnético. Una vez reconocidos y confirmadas las zonas que están alteradas en su potencial energético (y que corresponden con órganos y tejidos que están sufriendo la distorsión), el terapeuta aplica un conjunto de imanes en esos puntos por un tiempo que fluctúa entre 10 y 15 minutos por cada uno y generalmente se aplican en forma simultánea.

BIOENERGÉTICA: A través de ella se atienden los pacientes y después de un examen, para detectar la enfermedad, se formulan las plantas medicinales adecuadas.

RECEPCION- SECRETARIA- ECONOMATO: una hermana da las citas, recibe a los enfermos y despacha las recetas de plantas medicinales. Lleva las cuentas respectivas.

También tenemos el Apostolado de la Escucha mediante el compartir de la experiencia de fe, siguiendo procesos a partir de la reiniciación cristiana, para desentrañar las semillas sembradas desde el Carisma, a lo largo de la permanencia de la Congregación en Tlaxcala; procesos tendientes a elaborar un proyecto de pastoral familiar vinculado, en lo posible, a los Laicos Dominicos de la Presentación.

Una Hermana que terminó el estudio de: “Técnico en Enfermería General” en la Escuela de Enfermería Florencia Nightingale. actualmente realiza el servicio social en San Lucas Cuauhtelulpan.