Presencia Misionera México Noviciado

México - COMUNIDAD DEL NOVICIADO INTERPROVINCIAL

AÑO CANÓNICO

El 14 de octubre del 2011, a la alegría de la celebración del natalicio de Marie Poussepin se sumó la alegría del inicio de esta experiencia de Noviciado Interprovincial.

La oración de Laudes fue de acción de gracias por la vida y obra de nuestra Fundadora y la Eucaristía, presidida por el párroco y acompañadas por las Provinciales de las cinco Estructuras, fue el inicio de esta nueva experiencia congregacional: EL AÑO CANÓNICO INTERPROVINCIAL.


NOVICIAS DE PRIMER AÑO EN MEDELLÍN, COLOMBIA

 


“QUE TODOS SEAN UNO COMO TÚ Y YO SOMOS UNO”

Testimonio Año Canónico

Año canónico interprovincial ¿Qué es esto?

Miedo, incertidumbre, muchos pensamientos vuelan por la mente. Sí, esto sucede cuando se escucha año canónico interprovincial y no se ha vivido aun. Valor para tantos retos, apertura para tantas experiencias.

Pero ¿Quiénes son? ¿Qué hacen? ¡Interesante pregunta!

Mujeres de diferentes culturas y naciones que comparten la vida y crecen juntas vinculadas a Cristo, dándole un giro a su vida llenándola de experiencia de Dios.

¿Cómo es esto? Te cuento….

Novicias de toda América latina sin conocernos las unas con las otras nos encontramos para vivir durante un año la experiencia única e inolvidable de Dios; un año en que la diferencia se hace unidad, en que la amistad y la fraternidad crecen espontáneamente.

Es tan grato compartir como maravilloso es acoger y sentirse acogida por tus hermanas; al abrir tu corazón hacia ellas nace en ti la confianza y sobre todo, el conocimiento mutuo que te hace descubrir quién eres y aquellas capacidades que aún no conocías de ti misma y fácilmente puedes encontrar a Dios en el otro, porque aprendes a vivir en comunidad y más que en una comunidad, en una familia, donde el amor de Dios se puede abrazar y palpar y además descubres la diversidad que hay en la gran familia de la Presentación: hay mucho de donde tomar para enriquecer el espíritu. Lo más bello de esta experiencia es que sientes la fuerza de la oración que la Congregación hace por esta ocasión única que como novicias vivimos.

Es un tiempo de profundización e interiorización de la Palabra de Dios y de la espiritualidad de la Congregación, un tiempo en que tomas tu vida en tus manos y la renuevas con cada experiencia que el mismo Dios te concede, de tal modo que cada día es distinto, es único…tiempo en que no cuentas ni horas ni días, cuando menos sientes, el día ya ha terminado y las semanas ya han pasado; todo pasa tan rápido porque se disfruta el momento presente y se vive en una grata Presencia.

Yesenia Ester Calderón Hernández.

Regresar►