Presencia Misionera

 

“Marie Poussepin pone su obra al servicio de la Iglesia.Quiere que se perpetúe y se extienda, a fin de que las hermanas lleven a donde quiera que sean llamadas el conocimiento de Jesucristo y de sus misterios.”

Con la certeza de la presencia del Espíritu Santo, urgidas por dar respuesta a la época que vivimos, y frente a una realidad que apremia nuestro ser de mujeres consagradas como Hermanas de la Caridad Dominicas de la Presentación de la Santísima Virgen, nos sentimos comprometidas a “predicar con nuestra vida y palabra desde el seguimiento de Jesucristo, como lo hicieron Domingo y Marie Poussepin en su contexto”1

Como Domingo tenemos que predicar el Evangelio en las nuevas ciudades, aunque éstas sean para nosotras las inmensas mega-urbes en las que habitan un creciente porcentaje de la humanidad. ¿Cómo entrar en el nuevo mundo de los jóvenes; un mundo cada vez más unicultural, con hambre religiosa y escéptico a la vez, con un sincero respeto a los individuos y desconfiados hacia las instituciones, que no se mueve ante las palabras pero se rinde, fascinado ante la tecnología de la información; un mundo de música y canciones? ¿Cómo podemos entrar en contacto con todo lo vital y creativo de esta nueva cultura, aprender de ella y acogerla para el Evangelio? ¿Cómo ser predicadores de la esperanza en un mundo que con frecuencia es tentado por la desesperación y el fatalismo? ¿Un mundo afligido por un sistema económico, que está minando las estructuras económicas y sociales de la mayor parte de los pueblos de la tierra?2

Nuestra misión como provincia la realizamos en: MÉXICO, GUATEMALA y EL SALVADOR, en comunidades en las que queremos que el ambiente de paz, confianza y libertad, refuercen la comunión; favorezcan la búsqueda conjunta de la voluntad de Dios y sean fuente de felicidad.

Fuimos llamadas a México a evangelizar a las personas y grupos que iban a participar en el II COMLA(Segundo Congreso Misionero Latinoamericano). Por consiguiente fueron los laicos el objeto de nuestro trabajo evangelizador.

Nuestra presencia misionera en México está organizada en 10 comunidades ubicadas en:

En México, DF. La Comunidad Provincial, La Acogida y el Instituto Mier y Pesado.
En el Estado de México, en Cuautitlán, el Postulantado (Noviciado).
En Tlaxcala, Tlaxcala.
En Morelia, Michoacán.
En Ciudad Altamirano, Edo. de Guerrero.
En Guadalajara: El Aspirantado y Pastoral Juvenil.
En Candelaria, Chiapas.